Consell Islàmic Cultural de Catalunya 

     , // .
   
Articles de Islam 

Madrid, ciudad de origen musulmán capital de España desde hace 448 años

Edició23-09-2010 |www.nurainmagazine.info

Madrid, capital de España desde hace 448 años, sede de muchas de las principales empresas, universidades, centros culturales y científicos de España y considerada en algunos estudios la tercera ciudad de Europa tras Londres y París, hunde sus raíces en tiempos de la ocupación árabe de la Península Ibérica.

Aunque se han datado asentamientos prehistóricos, romanos y visigodos en algunos puntos cercanos al río Manzanares y a la Casa de Campo, Madrid nace en tiempos del emir Muhammad I (852-886) como un núcleo amurallado militar construido sobre una colina cerca del río, denominado Mayrit en referencia a los cursos de agua de la zona.

La descomposición del califato de Córdoba, desaparecido en 1031, y su sustitución por los fragmentados reinos de taifas, permitió finalmente su conquista en 1083 por el reino castellano-leonés, con Alfonso VI en el trono.

Magerit, como fue llamada por los cristianos, aunque enseguida pasó a conocerse con su nombre actual, fue aumentando lentamente en población, primero como villa fronteriza y más tarde como concejo, abriéndose hueco entre las tierras y los señores de Segovia y de Toledo.

En tiempos de los Reyes Católicos, finalizando el siglo XV, Madrid era una típica villa de la meseta sur con una población cercana a los doce mil habitantes, y aunque durante la Edad Media había albergado reuniones de las Cortes en distintas ocasiones y Enrique III había convertido El Pardo en residencia y coto de caza real, no fue capital hasta que lo decidió Felipe II en 1561.

Durante los sucesivos reinados de los monarcas austrias y borbones, Madrid pasó con relativa rapidez de modesta villa y corte a capital de un imperio y se fue poblando más por empleados del reino e hidalgos que por artesanos y jornaleros, como ocurría, por ejemplo, en Barcelona.

El crecimiento demográfico fue continuo y si en 1561 Madrid rondaba los 20.000 habitantes, a finales del siglo XVII se contaban 180.000, en 1850 se superaban los 230.000 y en 1900 eran más de medio millón.

La capitalidad y el aumento de población acabaron por atraer a Madrid al capital, inicialmente español y desde mediados del XIX también extranjero, de compañías no tanto industriales como de transporte, finanzas y servicios.

Estas empresas se asentaron en la capital junto a beneficiarios de grandes rentas agrarias, en su mayoría con título nobiliario, y empleados del Gobierno, al tiempo que crecía una incipiente clase media y una clase obrera alimentada por la inmigración nacional.

Como capital del Reino, Madrid fue siempre, y en mayor medida en los dos últimos siglos y medio, altavoz de los problemas y luchas sociales y políticas, desde las revueltas contra la ocupación francesa hasta las manifestaciones republicanas de 1931.

También fue desde el siglo XVI polo de atracción de la cultura y la intelectualidad española, incluida una tímida ciencia, con nombres que van desde Góngora y Quevedo a las generaciones del 98 y el 27, pasando por la Residencia de Estudiantes, la Universidad Complutense y el Círculo de Bellas Artes.

Su primer millón de habitantes se alcanzó durante la II República y a lo largo de las décadas del desarrollismo franquista, superada la dolorosa resistencia de la guerra civil y el hambre de los años posteriores, creció hasta los más de dos millones tras absorber a mediados de siglo una docena de municipios limítrofes, como los Carabancheles, Chamartín o Barajas.

Hoy, tras más de tres décadas de democracia, Madrid es una ciudad de 3,3 millones de habitantes, sede de las principales empresas españolas, de grandes universidades, centros culturales y científicos y considerada en algunos estudios como la tercera capital de Europa después de Londres y París.

A juicio de muchos, y así lo proclaman sus dirigentes políticos, sólo le falta una cosa: organizar unos Juegos Olímpicos.

 

Fuente: ADN

 
¿Qui som? | Contactar | Avís legal
2008-2009 © Consell Islàmic Cultural de Catalunya - 08001 - Barcelona - Espanya - Telèfon: (0034) 933 010 831